domingo, 14 de septiembre de 2008

La biblioteca prohibida (de un mago)





































































Quería realizar una escena que representara los tiempos en los que el Santo Oficio perseguía a los libreros y a los compradores de los libros prohibidos por ellos para quemarlos, pero todo lo que se me ocurría me parecía aburrido, demasiado serio y sin gancho... Hasta que pensé en realizar la biblioteca de un mago. Un erudito, excéntrico, huraño, curioso y aficionado a mil temas distintos... Una mezcla entre Merlín y Leonardo Da Vinci. Un personaje muy del Renacimiento, pero sin situarlo en un siglo concreto ni un país determinado. Y así he ido creando y recopilando elementos curiosos para montar la escena. Es pura imaginación. No creo que existiera ningún mago, brujo ni personaje en aquella época que tuviera una biblioteca como la que aquí muestro ni todos los artilugios, pócimas y elementos que lo acompañan, pero la escena me da pie a contar la persecución que hizo la Inquisición de algunos libros, libreros, intelectuales y científicos. Con la biblioteca de este mago, desde lugo, se habría puesto las botas.

De momento sólo puedo presentaros al mago (de Marcia Bakstrom) y algunos de los artículos y detalles que le van a acompañar en la torre que quiero construir para alojar la escena. La estructura se me presenta un poco complicada, pero todo es ponerse...

Para todos los que os gusta que os ofrezca datos sobr el tema, os recuerdo que mientras la Inquisicion Medieval se centraba en la restriccion de otras religiones, de la libertad de culto y pensamiento, el Santo Oficio se dedicaba a represión intelectual de los cientificos e intelectuales de la epoca, se especializó en temas de ortodoxia y de naturaleza académica.

En 1555, el Papa Pablo IV le encargo al Santo Oficio confeccionar una lista de libros los cuales él creia que ofendían a la fe o a la moral. Su cacería no excluyó ni a obispos ni a cardenales de la Iglesia. El resultado de esto fue el primer Indice de Libros Prohibidos en el año 1559. Esta fue la Intitucion que luego condenó a Galileo por su práctica de la ciencia.

En España, entre los delitos considerados por el Santo Oficio contra el orden público se encontraba la lectura, el comercio y la posesión de libros de autores subversivos -sobre todo de los revolucionarios franceses-; la lectura, el comercio y la posesión de libros de autores contrarios a la corona, a España o a la Iglesia, etc.

5 comentarios:

minisdecris dijo...

Proyecto de escena genial (¿proyecto?, casi casi podría quedarse así, pero seguro que lo mejoras), explicación estupenda, como la de la imprenta de Gutenberg...
Vamos, que no se puede pedir más...
Vaya joyas de blogs, tanto este como el de los minilibros.
No es por darte coba, pero entras ya en el grupo de mis favoritos, los que hacen miniaturas diferentes, los que van más allá
Gracias por esta aportación al mundo miniaturil.
Cristina-cidisu

canidatri@hotmail.com dijo...

Que pasada es un trabajo maravilloso e impecable. Enhorabuena eres una artista.
Besos.
Marini.

No soy Job dijo...

Cómo dice Cris, esto es mucho más que un proyecto... Y la escena de Gutemberg es maravillosa tambien.

Dentro de unos dias terminaré la escena "Homenaje a Poe" (que espero que te guste para la exposición) y haré una referencia a este blog y a este blog y a la futura expo.

Un saludo

Raquel DeGamonal

Susana dijo...

No puedo dejar de darte mis felicitaciones, una vez más. Van a quedar de sobresaliente.
Y, como siempre, miles de gracias por la información histórica real.
Un beso de tu tocaya,
Susana

Marìa Candelaria Mejuto dijo...

HOLA!!! Me dejas publicar algo de lo tuyo en mi Blog??? Es genial =)