lunes, 8 de diciembre de 2008

Mary Poppins
















































Aunque la película que rodó Walt Disney en 1964 le robó todo el protagonismo a su autora, lo cierto es que Pamela Lyndon Travers es la auténtica creadora de Mary Poppins. Esta escritora comenzó en 1934 una serie de cuentos infantiles que narraban las originales y fantásticas aventuras de una niñera muy especial. La primera edición en español la realizó la Editorial Juventud en 1943. Es el libro que acompaña la escena, que era de mi madre (bueno, éste en realidad lo he tenido que comprar, porque el original se perdió con los años y las mudanzas). Por cierto que mi madre es la culpable de esta pasión mía por los libros... porque ella es una "lectora compulsiva"... y yo he heredado el vicio... y multiplicado por 2... o por 3... 4...

Con esta escenita literaria he querido homenajear a la "ninguneada" escritora, pero también a la preciosa película... porque, ¿quién no se sintió fascinado con la escena en la que ordenan mágicamente el cuarto de los juguetes al ritmo de "con un poco de azúcar, esa píldora que os dan..." Así pues, el diorama no es (ni pretende ser) una reproducción exacta de la obra literaria, pero tampoco de la cinematográfica sino mi interpretación personal de ambas.
En cuanto a las cuestiones técnicas de la escena, he de reconocer que he aprovechado muchos de los juguetitos de mi casa de muñecas: hay trabajos de Almudena Gónzalez, un teatrito de Jordi (Geppetto), libritos de Menci Cruz y Sara Álvarez, juguetes de los Felipe Royo... y otras muchas obritas de arte cuya mano maestra seguramente reconoceréis los aficionados al miniaturismo.

La muñeca está "tuneada" por mí (incluso la teñí el pelo ¡¡con un rotulador!!), el paraguas también es obra mía (el mango está hecho de plastilina que se endurece al aire); la casita de muñecas es obra de mi marido, aunque los mueblecitos interiores también son míos...

Como veréis, el bolso de viaje está sin acabar, también tengo que hacer su chaqueta y la bufanda de colores y pintar la estantería... obras menores...

7 comentarios:

Carmen dijo...

Con un poco de azúcar esa píldora que os dan,
la píldora que os dan
pasará mejor.
Si hay un poco de azúcar esa píldora que os dan
satisfechos tomaréis.


Esta genial... parece que vaya a sacar todo un mundo magico de un momento a otro.

Felicidades!!!!

No soy Job dijo...

Supercalifragilisticoespialidoso...

Me has hecho volver a la infancia, a la primera vez que vi la película... ¡Que tiempos!

José Luis dijo...

Te ha quedado fantática... como su protagonista.
Me encanta esta película, además las veces que la veríamos con mi hija cuando era pequeña, ya que era una de sus preferidas.
Me gusta mucho la cantidad de juguetes que hay por todos los lados y lo delicada y dulce que queda.
Enhorabuena.

Valbuena dijo...

Felicidades!!! Te ha quedado una escena fascinante, llena de encanto y magia!!

Picolanona dijo...

Te deje un comentario el otro día, y ahora veo que no ha salido. Te decía entonces y ahora que es preciosa¡¡¡
Bss

rosa dijo...

Siempre es un placer pasear por tu blog y encontrarse envuelto en la magia tan especial que tienen tus escenas. Hoy me has hecho rescatar de la estantería uno de mis cuentos favoritos Mary Poppins. Cuantas veces habré dicho aquello de supercalifragilisticoespialidoso o habré saltado encima de las camas junto a mis sobrinos con los paraguas abiertos para volar como Mary, volar hasta la avenida de los Cerezos, número diecisiete.
Gracias Susana

RosaCM

obecayknab dijo...

Hola Susana, que cosas tan estupendas haces en miniatura. Tienes muchisima imaginacion y talento con las escenas, y leer los textos es un placer por lo bien que te expresas. (Por algo seras peridoista, ¿no?)
Nos encantan los minilibros y tu coleccion no tiene precio. Debes estar muy orgullosa de tener una coleccion tan magnifica.
Nuestra enhorabuena por tus blogs y por tu arte.
Un beso, Paco y Anna.