jueves, 5 de marzo de 2009

Madame Bovary
















A pesar e que es considerada como una de las novelas de la narrativa moderna o, precisamente por eso mismo, cuando fue publicada en Francia en 1857, la obra de Gustave Flauvert creó gran controversia y se le procesó a él y a su editor por atentar contra la moral. Y, aunque fueron absueltos, el escándalo empañó el lanzamiento del libro. Tuvieron que pasar muchos años hasta que esta novela fuera reconocida como una de las obras maestras de la literatura francesa.

El argumento es bien conocido: Carlos Bovary un médico de 33 años viudo conoce a una joven de la cual se enamora rápidamente y con la que se casa. Conforme pasa el tiempo, Emma Bovary se da cuenta de que su amor no era lo que esperaba, tenía amantes pensando que así tendría una vida dichosa, pero no fue así. Al comprobar que ya no puede hacer nada por su vida ni por su matrimonio se suicida. Tras su muerte, Carlos se da cuenta poco a poco de las mentiras continuas de su esposa y un día repentinamente muere.

Aparentemente es una convencional historia de adulterio, pero logra convertirse en un análisis de la humanidad en un enfoque de la monotonía y la vida burguesa; se encuentra con un matrimonio insípido, busca las sensaciones y emociones que cree que existen por que lo leyó en un libro.

La escena recrea el inicio del capítulo VI, cuando Emma, tras distanciarse su amante, se encierra en su habitación, sin arreglarse, ni comer ni querer ver a su marido e hija... pasaba el tiempo leyendo, ensimismada... Está alojada dentro de la estructura de un libro al que le he añadido una caja (todo forrado conpapel de aguas) y he puesto sobre una base enmarcada.


2 comentarios:

Carmen dijo...

Totalmente conseguido. Espero que tengais mucho exito el dia 18, de momento yo solo puedo ofreceros un humilde premio por ese maravilloso trabajo...

Te lo dejo en mi blog. BESOS Y MUCHA SUERTE¡¡¡¡

DIEGO MALLÉN dijo...

Muchas gracias por la información sobre la exposición en la Lorenzana, seguro será un éxito. Me ha gustado mucho este blog y en especial la recreación de la escena de Mme. Bovary, sugerente, evocador, delicioso.
Enhorabuena.
saludos bibliófilos.