martes, 15 de junio de 2010

"LA LITERATURA IMAGINADA" EN NERJA








La 1ª Feria de Miniaturismo de Andalucía que acaba de celebrarse en Nerja ha sido un éxito tanto por el número y nivel de los artesanos que han participado (alrededor de 60 procedentes de toda Europa) como por la afluencia de público que ha tenido (más de 700 visitantes) y, sobre todo, por el grado de satisfacción que han declarado (y demostrado) unos y otros. Por no hablar de lo que este encuentro de coleccionistas, artesanos y aficionados miniaturistas ha supuesto para el sector turístico de la localidad, que vio aumentar las reservas de las plazas hoteleras como nunca en estas fechas.

Pero ¿cuál es el secreto de este triunfo? Sin ninguna duda, el esfuerzo, el empeño y la responsabilidad de sus organizadoras: Matilde Mora y Sara Edwards. Me consta que ambas han puesto todo de su parte para que el proyecto llegara a buen fin.

Aunque, como lo he vivido más de cerca, puedo dar fe del entusiasmo, la dedicación, el celo e incluso el desvelo de Mati para conseguir su objetivo de acercar el miniaturismo a su tierra. Y a ella tengo que agradecerle muy especialmente el que me invitara a participar en esta feria a la que ha logrado darle un ambiente cercano, íntimo y casi familiar sin perder el rigor y la profesionalidad de un acontecimiento comercial. Su carácter amable, generoso y comprometido ha tenido mucho que ver en este desenlace.

Una pequeña muestra de "La literatura imaginada" ha tenido un lugar destacado en la Feria de Andalucía gracias a la voluntad de Mati y a la ayuda de Gema Minayo (Cyberarpía) y Santi, Cristina Caballero (Artdoll) y Diego. Mil gracias a todos por vuestra ayuda desinteresada.

La mesa tenía las mismas dimensiones que las de los demás artesanos del salón, pero Mati la ubicó estratégicamente en una esquina y consiguió un velador y un tablero para poder aprovechar el rincón. Yo me las ingenié para ganar altura mediante las propias cajas en las que transportaba las escenas y, de paso, logré transmitir movimiento y equilibrio al conjunto consiguiendo espacio para todos los dioramas. No quedó sitio, sin embargo, para colocar las cartelas informativas (son demasiado grandes porque llevan una larga explicación del libro en el que están inspiradas), ya que tapaban las propias escenas. Algunas quizá sí hubieran podido tener su huquecito, pero resultaba un agravio comparativo para los demás creadores. En cualquier caso, como yo pasé bastante tiempo en la feria, pude responder directamente las preguntas de los visitantes interesados.

4 comentarios:

Eva - tatalamaru dijo...

Gracias por las fotos Susana, fué estupendo ver de nuevo tus escenas y también poder volver a saludarte. Hasta la próxima. Besos

PAKY dijo...

Me encantó ver de nuevo esta muestra de la literatura imaginada, y las nuevas escenas incorporadas, la verdad es que estas escenas en miniatura son un gran tributo y homenaje a la literatura y gracias a tu esfuerzo está llegando a todos los rincones y con un rotundo éxito. Besos y me alegró verte de nuevo.

Maria Narbon dijo...

Muy interesantes tus escenas!!
Celebro que la feria te haya ido bien.
Aunque 700 visitantes no me parece que fuera una gran afluencia de público...

Inma dijo...

Hola:
Si tienes ocasión felicita a las dos organizadoras por el esfuerzo de dar a conocer este maravilloso mundo.
si no comentas nada de las dificultades de espacio por la foto no se aprecia nada de ello, creo que está muy bien aprovechado y organizado.

Como siempre se aprecia el estilo y clase que tienes para crear espacios.

Felicizades y gracias por incluir la escena en la que yo he participado.

Un beso.